Hace dos años que se estrenó el musical de La La Land en el que muchos de los espectadores, salimos de la sala tarareando “Are you shining just for me?”

He pasado tardes enteras de invierno, viendo los más viejos y clásicos musicales como “Singing In The Rain“(1952) , “Una noche en la ópera” (1935), “Mery Poppins” (1964) …etc. Eso si, acompañada siempre de mi hermana, fiel amante de este género. Así que, como no podía ser de otra manera, ambas estábamos deseando verla.

Recuerdo salir de la sala de cine, con la cabeza llena de bonitas melodías, impregnada por su colorido, su estética alegre… iba bailando de camino a casa con una gran sonrisa, más quizá por el conjunto que formábamos las dos, riéndonos sin vergüenza de nuestras danzas.

Zapatos La la Land

Si bien, la película me encantó por muchos motivos, uno de ellos fue la cantidad de guiños que hace a grandes clásicos del cine musical. De hecho, no sabía cuántos hasta que me topé con el excelente trabajo de fin de carrera de Paula Cabeza Labella.

En él explica, cómo Damien Chazelle incluye a través de sus escenas, elementos inspiradores del cine clásico que el director tiene como referentes. Su principal inspiración “Los paraguas de Cherburgo” (1964). No es de extrañar, por tanto, que La la Land herede su completa y llamativa paleta de colores. Al igual que el romance entre dos jóvenes separados.

Aunque la historia de Mia y Sebastián probablemente nos haya conquistado a todos, ese toque mágico y romántico se pierde cuando ambos abandonan su relación por perseguir sus sueños, conseguir la fama con la que sueñan desde niños. Una fama que no siempre asegura la felicidad.

Por eso, me pareció una gran idea presentar mis propios Zapatos de La La Land, inspirados en la película.

Tengo la mala costumbre con algunas películas, de quedarme con el final que a mi me parece mejor, el que consideraría “mi final feliz”, por ello mi diseño esta cargado de sueños, retratando la escena final en la que acaban juntos.

Zapatos La la Land

Mi pequeño capricho lleno de sueños

Si quieres brillar y darte este pequeño capricho de color azul oscuro o negro, puedes obtenerlos durante todo el mes de febrero por 120€ o hasta fin de existencias. Son pintados a mano, así que cada par será único e irrepetible.

Zapatos La la Land